Jesús ha logrado una obra superior a favor de toda la creación

Por: Miguel Jacinto

El autor de la carta a los Hebreos establece el prólogo de su escrito en el capítulo 1:1-4 diciendo que, el Hijo es infinitamente superior a todo lo creado en los cielos y en la tierra, pues es Dios y por medio de él se sostienen todas las cosas. Y después de purificar los pecados de la creación se ha sentado a la derecha de la Majestad de Dios en los cielos. De esta forma llegó a ser superior a la creación al heredar un nombre que supera la excelencia de todos ellos.

Jesús es superior porque es Dios

El v. 1 inicia diciendo que, aunque Dios habló en otras épocas por medio de profetas, en estos últimos días ha hablado por medio de su Hijo. La idea aquí es que la voz de Dios se hizo visible y presente en las polvorientas calles del mundo caído. La Palabra de Jesús es superior a la de todos los profetas, pues es la voz de Dios en persona. Luego, continúa diciendo que Dios lo designó heredero de todo y por medio de él hizo el universo (v.2b). Jesús es el Amo y Señor de todo el universo; visible e invisible.

Jesús es superior porque su sacrificio es perfecto

El v. 3 dice que Jesús es el resplandor de la gloria de Dios. El concepto aquí es que Jesús es la forma visible del Dios invisible. El autor agrega que Jesús llevó a cabo la purificación de los pecados. Esta purificación fue por medio de su sacrificio en la cruz del calvario. Es un sacrificio perfecto y eterno, superior a los sacrificios del Antiguo Testamento. Después de lograr una obra eterna de salvación, se ha sentado a la derecha del Padre. La derecha es un símbolo de gobierno. Jesús gobierna sobre todos los poderes y huestes espirituales, y espera que sus adversarios terrenales sean puestos al estrado de Sus pies al final de los tiempos.

Jesús es superior a los ángeles

El v. 4 finaliza diciendo que Jesús llegó a ser superior a los ángeles al heredar un nombre más sublime. La implicación aquí es respecto a sus logros como humano, pues ya era un ser divino superior a los ángeles en poder y en gloria. El heredar un nombre mas sublime implica la idea de los grandes conquistadores de antaño. La obra de expiación que Jesús ha realizado a favor de la creación ha sido tan superior que sobrepasa cualquier obra poderosa o milagrosa jamás realizada por los ángeles.

Amigo, Jesús es superior a cualquier personaje de la historia tanto en los cielos como en la tierra. Su sacrificio en la cruz del calvario es tan grande que puede salvar al más vil pecador. Le invitamos a aceptarle en su corazón como su Señor y Salvador personal. Pídale perdón haciendo la siguiente oración: Señor Jesús reconozco que soy pecador, me arrepiento de todos mis pecados. Purifica mi vida y ayúdame a servirte toda mi vida. En el nombre de Jesús. Amén.