Para que en toda ocasión puedan ser generosos

Por Miguel Jacinto

"Ustedes serán enriquecidos en todo sentido para que en toda ocasión puedan ser generosos, y para que por medio de nosotros la generosidad de ustedes resulte en acciones de gracias a Dios". 2 Corintios 9:11 (NVI)

Mateo Henry, el famoso autor del comentario que lleva su nombre, fue asaltado por unos ladrones que le robaron su cartera. Entonces él escribió lo siguiente en su diario: “Señor, ayúdame a estar agradecido; primero, porque nunca antes he sido robado; segundo, porque aunque se llevaron la cartera, no me quitaron la vida; tercero, por que aunque se llevaron todo lo que tenía yo, no era mucho; y cuarto, por que fui yo quien fue robado y no quien robó.”

El apóstol Pablo recuerda a los Corintios que Dios es la fuente de Abundancia y Riqueza, tanto espiritual como material. El texto original, Gr. ἐν παντὶ πλουτιζόμενοι”, en toda manera siendo enriquecidos”, significa que cada aspecto de nuestra vida está siendo constantemente enriquecida. El contexto nos indica que Pablo nos enseña que Dios nos da abundantemente las bendiciones espirituales y materiales con el propósito de que “produzcamos frutos de justicia”. (2 Corintios 9:10). En otras palabras las riquezas espirituales y materiales no son para nuestro uso personal egoísta y avaro. Dios quiere que usemos sus recursos para bendecir la vida de los demás.

Pablo agrega, “en toda generosidad”, (Gr. εἰς πᾶσαν ἁπλότητα). La Palabra “aploteta”, significa liberalidad, abundancia y generosidad. El creyente debe ser un canal de ayuda desbordante que supla las necesidades de los que le rodean. Un río lleno produce vida, abundancia y bendición para todos. Un río seco produce muerte, escasez y desolación. Sin duda alguna, la abundante generosidad del cristiano provocará que las personas que reciben sus bendiciones glorifiquen el nombre del Señor.

Dios derrama sus bendiciones abundantes sobre sus hijos para que inunden el mundo a su alrededor. Si usted es un creyente y fiel seguidor de Jesucristo tiene todos los recursos que necesita para bendecir a aquellos que Dios pone en su camino. Sus dones y talentos son el primer recurso que Dios le ha dado para ayudar primeramente a otros creyentes, y luego a los no creyentes. Los recursos materiales le ayudarán a fortalecer los ministerios en su iglesia y otros ministerios cristianos. No olvide que su abundante generosidad resultará en Acciones de gracias a Dios. !Feliz Día de Acción de Gracias!