Otro David mata a otro Gigante en un estadio en Rusia 2018

Por Miguel Jacinto

La gran mayoría de los participantes del Mundial de Rusia 2018 llegan con la expectativa de estar en la final del 15 de Julio 2018. Algunas selecciones son puestas en una lista selecta de favoritas para levantar la copa. Otras llegan con la mente puesta en avanzar lo más lejos posible. Sin embargo, las favoritas se han visto sorprendidas por selecciones, que en el papel parecen menores, pero que al jugar no han demostrado su superioridad. “Nadie regala nada, “dijo Lionel Messi al terminar el partido entre la Argentina y la debutante Islandia que le arrancó un empate de 1-1.

En todos los mundiales existen las sorpresas, y en Rusia ya ha quedado para la historia el juego que México le ganó a Alemania por 1-0. Los expertos pronosticaban una victoria holgada de los Teutones sobre los Aztecas. Al comenzar el juego los alemanes parecían más nerviosos que los mexicanos. Conforme se desarrollaba el juego los mexicanos se la creyeron, y comenzaron a poner en aprietos la portería de Manuel Neuer. Los alemanes perdían muchos balones en el medio campo, y en el minuto 35 ooHirving Lozano culminó un letal contragolpe para anotar el gol que a la postre le dio la victoria a los mexicanos. Fue un día histórico para los mexicanos porque era la primera vez en su historia que ganaban a Alemania en un Mundial. Además, Rafael Márquez cumplió su sueño de jugar su quinto mundial, un record que solamente han conseguido su compatriota Antonio Carbajal y el alemán Lothar Matthaus. El ‘mariscal’ tuvo veinte minutos de gloria en el Luzhniki de Moscú.

Mas tarde, ese mismo día, la selección Suiza casi le da un buen susto a la “Verde Amarilla” de Neymar al empatarle 1-1. Los brasileños terminaron el partido molestos porque su “Juego Bonito” había sufrido un corto circuito. Aunque lo intentaron, una y otra vez, la portería Suiza permaneció infranqueable. Los espectadores suizos se fueron felices a casa saboreando un punto de oro frente a una de las selecciones favoritas a estar en la final de Rusia.

Al momento de escribir este articulo, la selección de Bélgica le había endosado un 3-0 a la otra debutante mundialista Panamá. Los belgas cumplieron con su expectativa de favorita, pero no se pueden dar por clasificada a la siguiente fase, pues le quedan dos partidos más frente a la desconocida Tunez y la siempre temible Inglaterra. Lo interesante de todo esto es que según una IM (mente artificial) resulta que Francia y Alemania  jugarán la final del 15 de Julio. Llegado ese día veremos que sucede.

A pesar de que esto recién comienza, se puede ver que “nadie regalará nada a nadie.” Lo mas sabio seria que las selecciones etiquetadas “favoritas”, pongan los pies sobre la tierra y dejen de pensar que los partidos se ganan solo con la historia de las camisetas. Se debe tener respeto por la camiseta propia, pero también el respeto por las demás. Razón tenia el apóstol Pablo cuando escribe a los Romanos: “Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.” Romanos 12:30 (RVR1960)