Jesús es Dios con Nosotros

Por: Miguel Jacinto

"Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros". Mateo 1:23

Se cuenta que el Rey Santiago V de Escocia, solía de vez en cuando quitarse sus ropas reales para ponerse ropa humilde de campesino. Viajaba libremente por su tierra de incógnito haciendo amistad con la gente común, observando sus dificultades y sus obstáculos, y simpatizando con ellas en sus tristezas. Cuando volvía a su trono podía gobernar en una forma más competente a su pueblo, y con una compasión y misericordia paternales. De igual forma Dios vino a la tierra en la persona de Jesucristo, como ser humano, para que él nos comprendiera mejor y supliera nuestras necesidades como seres humanos.

Emanuel en el Antiguo Testamento
La palabra Emanuel aparece sólo tres veces en la Biblia. Además de la referencia en Isaías 7:14, se encuentra en Isaías 8:8 y se cita en Mateo 1:23; también es aludido en Isaías 8:10. El Dios Todopoderoso se reveló al profeta Isaías para que le llevara un mensaje al pueblo de que Dios traería juicio a Israel (las 10 tribus del Norte) por su pecado y maldad. Pero al mismo tiempo envío un mensaje de esperanza a Acaz, rey de Judá, de que Dios mismo estaría con Judá para salvarlo de las manos de Israel y Asiria.

Emanuel en el Nuevo Testamento
Cuando María y José estaban comprometidos. María estaba embarazada, pero José sabía que el niño no era suyo porque no había tenido relaciones con ella. Para explicar lo que pasó, un ángel se le apareció en un sueño y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.” (Mateo 1:20-21). Pero Mateo agrega que todo esto sucedió para que se cumpliera lo que El Señor había dicho por medio de Isaías: "He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros" (Mateo 1:23).

Jesús es Dios con Nosotros
En Jesús el mismo Dios Todopoderoso se encarnó para salvar a la humanidad de sus pecados. La presencia de Jesús en el mundo nos permite experimentar el mas grande regalo de amor de parte de Dios. El nacimiento de Jesús nos trae esperanza a un mundo perdido en el Jardín del Edén. Su vida trajo sanidad física, emocional y espiritual a Israel. Pero su muerte en la cruz trajo la salvación eterna a todos los que confían en El como Señor y Salvador. Este es el mensaje que debemos celebrar en la Navidad. Dios está presente en nuestros corazones por medio de Jesús. !Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo!