…y lo llamaran Emmanuel

Por: Miguel Jacinto

“La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamaran Emmanuel.” Mateo 1:23

Los cumpleaños son fechas especiales en nuestro calendario humano. Existen muchas formas de celebrar ese día. Algunos celebran el día haciendo lo que más le place. Sin embargo, muy pocos reflexionan en el significado de la celebración. Esto mismo sucede durante la época navideña. La gran mayoría no sabe que el nacimiento del Señor Jesucristo no ocurrió en la época de invierno ni mucho menos en el mes de diciembre. También desconocen muchos aspectos e implicaciones en torno al nacimiento de Jesucristo.

La Naturaleza Humana de Jesucristo
La Biblia nos dice que el nacimiento del Señor Jesucristo estuvo rodeado por lo sobrenatural. San Mateo escribe que la concepción virginal fue un acto divino. Maria concibió por obra del Espíritu de Dios. Dios Padre reservó para Su Unigénito Hijo la exclusividad de ser engendrado en un vientre puro y sin contaminación humana. Esto quiere decir el Hijo de Dios estuvo protegido de la naturaleza impura del hombre natural. Este es el verdadero sentido del nombre Emmanuel, “Dios con nosotros.” Jesucristo es la naturaleza divina revelada o expresada en forma humana.

La Premisa del Cristianismo
El cristianismo bíblico es el único que descansa sobre este fundamento eterno y sobrenatural. Ninguna filosofía, religión o persona puede igualar esta maravillosa verdad. La religión eleva al hombre al nivel de la divinidad. El cristianismo, sin embargo, descansa sobre la premisa de que Dios se hizo hombre por amor a la humanidad.

La mejor manera de celebrar la navidad este año es reconociendo que Jesucristo vino a este mundo para mostrarnos el infinito amor del Padre Celestial. ¡Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo!