La Planta de Loto

¿Qué métodos de limpieza utiliza una planta?  La planta de loto, tiene un sistema muy eficiente para hacerla.  Sus hojas se mantienen libres de polvo ya que  su superficie encerada y áspera repele eficazmente aún el agua.   Las raíces de esta planta están en el lodo y obtienen gran parte de sus nutrientes del suelo, pero rara vez se ven residuos de polvo en sus superficies. El secreto de las propiedades de autolimpieza en una hoja es la extrema habilidad de repeler y deshacerse no solamente del polvo que puede interferir con la fotosíntesis, sino también del agua.  Tales superficies son descritas como superhidrofóbicas.  Es decir que son tan repelentes que el agua prácticamente salta de ellas, llevándose con ella el polvo que encuentra a su paso.  Sin embargo, el secreto de la hoja superhidrofóbica de loto implica más que sólo una capa lisa de cera.  Con la ayuda de un microscopio electrónico de exploración, se descubrió que las hojas de la planta de loto, al igual que las hojas de muchas otras plantas, no son lisas en lo absoluto.  Por lo contrario, sus superficies están cubiertas de protuberancias y crestas microscópicas, ordenadas de acuerdo a un patrón muy complejo. Cada una de esas protuberancias midiendo sólo unos diez micrones, mantiene una gota de agua en alto mientras se moviliza a lo largo del contorno de la superficie.  Cuando una gota cae sobre tal superficie, esta se deforma conforme va llenando las hondanadas.  Sin embargo,  las fuerzas cohesivas entre las moléculas de agua rápidamente sacan a la gota de los diminutos valles, junto con cualquier polvo que ahí se encuentre.  Una vez que la gota rebota, esta toca las cimas de las montañitas de cera, dejando un area tan pequeña en contacto con la superficie, que las fuerzas adhesivas entre la gota y el contorno de la hoja va disminuyendo paulatinamente.  Si no existieran estas fuerzas que jalan hacia abajo, las fuerzas cohesivas entre las moléculas de las gotas de agua serían capaces de mantener la gota en una forma casi esférica al rodar de la hoja.  En el libro de Juan del Nuevo Testamento capítulo 15:1-5 Jesús nos dijo como estar limpios: “Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Toda rama que en Mí no está llevando fruto, la quita; y toda rama que está llevando fruto, la limpia para que lleve más fruto. Ya ustedes están limpios por  la palabra que les he hablado. Permanezcan en Mí, y Yo en ustedes.”