El Delta de Okavango

En ciertas partes del mundo encontramos un terreno comprendido entre los brazos de un río en su desembocadura conocido como un delta. El delta de Okavango con sus canales, lagunas y cientos de pequeñas islas es un paraíso único para numerosas aves, plantas y animales pequeños. Este delta pantanoso cubre 10,360 km² en el noroeste de Botswana.  Lo abastece de agua el río Okavango que nace en las alturas de Angola a más de 1280 km de distancia.  En sus canales entrelazados viven muchos animales y 400 especies de pájaros entre los que se encuentran aguilas, grullas, ibis, cigüeñas y pelícanos.  Asimismo se pueden ver animales feroces como leones, hienas, guepardos, leopardos, hipopótamos, puercoespínes, jinetas y pangolines, además de manadas de cebras, impalas y jirafas.  El Okavango es un lugar único con vias fluviales bordeadas de papiro y delgadas palmeras fénix, lagunas con lirios acuáticos, claros umbrosos en los bosques rodeados con las sombras de sus árboles y frondosos pastizales.  En sus aguas, se calcula que el rio Okavango tiene aproximadamente 35 millones de peces de casi 80 especies.  Las actividades de ciertos animales ayudan a otros a sobrevivir, como es el caso del hipopótamo que aplana caminos a través de las plantas de papiro durante sus paseos nocturnos cuando sale a pastar.  Esto les proporciona un fácil acceso a los antílopes para que atraviesen por los pantanos durante sus migraciones diurnas.  Toda esta vegetación se encuentra en medio de una de las mayores extensiones de arena en el mundo---el Desierto de Kalahari. Visto desde el espacio el Delta del Okavango parece como un remolino de un verde esmeralda rodeado de un paisaje árido---una abundante fuente de vida en un país que es árido en un 80%.  Okavango es un ejemplo delicado y único del equilibrio dinámico en nuestro planeta.  En el libro de Job 12 y en el Salmo 145 en las Sagradas Escrituras leemos cuales fueron las palabras que Dios le expresó:  “En efecto, pregunta, por favor, a los cuadrúpedos, y te enseñarán; a las aves del cielo, y te informarán.  O habla a la Tierra, y te enseñarán; y los peces del mar te lo contarán.  ¿Cuál de todos ellos no sabe que la mano del Señor ha hecho esto? En Sus manos está la vida de todo viviente y el hálito de todo mortal.”  “Bueno es el Señor para con todos, y Su misericordia está en todas Sus obras.”