Mas gracias sean dadas a Dios

“Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo”. (1 Corintios 15:57)

Un veterano y humilde cristiano, que vivía solo. Se las arreglaba solo percibiendo una modesta pensión ferroviaria. Don Pedro tendió su rústica mesa, se sentó, inclinó su cabeza y dio gracias a Dios por los alimentos. No había pronunciado el Amén cuando golpearon a su puerta. Era un vecino que traía una fuente de pescado cocido. “No se ofenda, vecino, ayer fui a pescar y traje tanto a casa que nos ha sobrado, y mi señora me dijo: “Juan, lleva todo esto a don Pedro, puede ser que él lo necesite.” Don Pedro tomó la fuente y elevando sus ojos al cielo dijo: “¡Gracias, Señor!”.

La Biblia nos enseña que Dios siempre tiene cuidado de sus hijos. Su poder y Su gracia están disponibles para todo aquel que clama y confía en Él. Pero la mayoría de las veces somos prestos a recibir los favores de Dios y nos olvidamos de mostrarle nuestra gratitud. Nos enfocamos tanto en las dádivas y no tomamos el tiempo para agradecerle por su cuidado y provisión constante. Esta actitud entristece el corazón de nuestro amado Padre Celestial.

El apóstol Pablo nos recuerda que debemos agradecer a Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. La gratitud es el sentimiento que experimenta la persona que ha recibido un favor o beneficio de alguien mas.  La gratitud es la actitud humilde y amorosa que emana de un corazón que ha recibido la gracia y la misericordia de Dios. No nacemos siendo agradecidos, mas bien, necesitamos aprender a serlo, así como aprendemos a leer y a escribir. La gratitud es una materia espiritual que debemos aprobar si deseamos fortalecer nuestra relación con Dios y con nuestros semejantes.

En Estados Unidos se celebra el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving Day), una festividad consagrada a expresar la gratitud a Dios. Los primeros colonizadores protestantes ingleses decidieron agradecer la ayuda que les brindaron los pobladores autóctonos durante los primeros inviernos en el continente y la convirtieron en un agradecimiento a Dios. Más aún, los creyentes debemos ser agradecidos a Dios todos los días por la gran salvación eterna que tenemos por medio del sacrificio de Jesucristo por nuestros pecados.  !Feliz Día de Acción de Gracias!