Los ángeles son seres espirituales creados por Dios

Una tal “Hermana Angelical,” escribe en su blog la siguiente oración: “Amado Creador de Todo lo Que Es, pido la amorosa energía del Arcángel Chamuel para mi mayor y más alto beneficio y dentro de Tu voluntad…Arcángel Chamuel, ¡llamo tu dulce presencia y me contento en ti! Te pido que desarrolles en mí la fuerza infinita de mi corazón para amar y para permitir el amor y la armonía en mi vida…Así es y hecho está en el nombre de Jesús. Amén. Gracias, gracias, gracias…”

Una mirada cuidadosa nos arrojará la verdad acerca de la falsa religión que esta persona profesa. Las personas que desconocen la verdad acerca de los ángeles son victimas de los engaños nefastos de personas que sin escrúpulos promueven enseñanzas destructivas. Pablo escribe al respecto diciendo: “Cambiaron la verdad de Dios por la mentira, adorando y sirviendo a los seres creados antes que al Creador.” (Romanos 1:25)

La Biblia nos enseña que todos los ángeles fueron creados por Dios. Los ángeles son seres espirituales creados para cumplir los designios divinos. Existen cuatro rangos o jerarquías angelicales, entre los que encuentran los Querubines (Ezequiel 10), Serafines (Isaías 6:2), Arcángeles (Judas 9), y Ángeles (Salmos 148). Algunos de ellos han entrado en contacto directo con los seres humanos para traer mensajes especiales de Dios para los hombres, que se encuentran registrados en las Sagradas Escrituras.

También existe otro grupo de ángeles liderados por Satanás, que fueron desechados de los cielos por rebelarse contra Dios. (Isaías 14:12) Estos ángeles caídos son llamados “demonios.” Muchos de ellos están encarcelados en regiones de oscuridad. (Judas 6) Pero otros están activos en el mundo engañando y alentando a los hombres a rebelarse contra Dios. (I Timoteo 4:1) Pablo también escribe a los Corintios diciendo: “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.” (2 Corintios 11:14) El apóstol nos asegura que el enemigo de nuestras almas utilizará cualquier método y oportunidad para atraer nuestra atención hacia él, en lugar de guiarnos a Dios.

En resumen, los ángeles son seres espirituales creados para amar y servir a Dios. Ninguno de ellos es digno de adoración. Ellos, al igual que nosotros, gozaron del libre albedrío para mantener la lealtad a Dios o rechazarlo. Los que le rechazaron están reservados para sufrir el eterno tormento en el lago de fuego juntamente con su líder Satanás. (Apocalipsis 20:10) Los ángeles que mantuvieron su lealtad a Dios, se unirán a los hombres que han confiado en el sacrificio de Jesucristo por sus pecados, para adorar y servir a Dios eternamente. (Apocalipsis 22:12-14)