El Dios de la Biblia se deleita en las celebraciones de sus hijos

Muchas personas creen que el Dios de la Biblia es un ser amargado y de semblante serio que no disfruta de ninguna emoción. Todo lo contrario, el Dios de la Biblia se goza en recordar eventos que marcan la historia de su pueblo, pero que también contienen promesas de un futuro de celebración total con la presencia de Él en medio de su pueblo.

En el Antiguo Testamento Dios estableció varias fiestas solemnes y sagradas para que Israel le honrase. De entre ellas hay siete que son las más importantes o principales y estas tienen un cumplimiento profético culminando con la segunda venida de Cristo y el comienzo del reino del milenio. Estas siete fiestas han de ser observadas por el judío según dice la Ley Mosaica.

Una fiesta de gran importancia es la que encontramos en Levítico, y dice: "Y habló Jehová a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: A los quince días de este mes séptimo será la fiesta solemne de los tabernáculos a Jehová por siete días. El primer día habrá santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis." (Levítico 23.33-35) La Fiesta de los tabernáculos o enramadas conmemora los 40 años de la travesía de Israel en el desierto bajo el cuidado de Dios recordando así la fidelidad y protección de Dios.

A esta ceremonia aludió nuestro Señor cuando dijo: "En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva." (Juan 7:37-38) Sucot representa el establecimiento del reino milenial de Jesucristo luego de la segunda venida haciendo paralelo a la entrada de Israel a la tierra prometida luego de los 40 años en el desierto. Referencias sobre el milenio: Isaías 11:66, Zacarías 14, Miqueas 4 y Apocalipsis 20.

Lo hermoso de esta celebración es que se relaciona con el pasado, el presente y el futuro en una misma fiesta. Nos recuerda que en el pasado Dios ha sido fiel con nosotros. En el presente nos atestigua del cuidado de Dios sobre sus hijos. En cuanto al futuro nos profetiza el cumplimiento de que estaremos con Él por la eternidad.

Al igual que esta fiesta judía, Radio Amistad estará celebrando los 25 años de la fidelidad de Dios con el Festival de La Amistad. Venga y traiga a toda su familia y celebremos juntos el amor y la gracia de Dios por todos nosotros. Invite a sus vecinos para que ellos tengan la oportunidad de escuchar el mensaje de salvación en Cristo Jesús. !Será una Fiesta inolvidable!